29 de enero de 2012

Me están atormentando los recuerdos

Mis esperanzas nunca murieron, aún siguen ahí. Es extraño que una persona que no te trata como quisieras, te haga seguir luchando para mantenerte a su lado de alguna forma. Cada despedida es tan efímera,me despido como si en ello me fuera la vida, como si fuera el último beso, el último abrazo, la última sonrisa dedicada a mi. Puede que esto no sea lo que yo soñé. Que no eres perfecto ,o ni siquiera te acerques a esa palabra, pero no importa, porque te quiero, te quiero como no quiero a nadie, y nunca se me dieron bien las matemáticas pero cada fecha, cada día a tu lado lo tengo grabado muy bien en mi cabeza, porque son muchos días desde que te conocí y porque un beso tuyo no se olvida tan fácil. Y a ti, a ti no te olvido por nada del mundo. Porque eres tú y no hay otro.

Demostrémosle a la distancia que a pesar de los kilómetros nos queremos más que nadie.

La ilusión es algo de lo que se vive cuando entiendes que una persona a kilómetros de ti te da mucho más que alguien que vive a tu lado.

El silencio no siempre significa "sí".. también puede significar "estoy cansada de explicarle las cosas a alguien que no escucha"

22 de enero de 2012

Abrazos fingidos escondiendo algo más que amistad.

Pero las cosas cambian, se rompen, se dejan a un lado, la ilusión desaparece, las mariposas se van. Todo tiene un principio, pero también un fin. Todo empieza, pero tambien acaba. No es fácil, pero aún hay algo más dificil, saber cuando tienen que acabar las cosas, poder dejarlo a tiempo, para recordar sólo lo bueno, las risas, los momentos felices, cada uno de los abrazos. Recordarte a ti.

10 de enero de 2012

Sé que seguir no suena lógico, pero es que no olvido tu perfume mágico..

Quizá es que no quiero olvidar. Simplemente quiero guardarlo siempre, quiero acordarme siempre de tu cara bonita, mi confianza ciega en ti, nuestras tonterías, tu facilidad para hacerme sonreír, los cigarros, nuestras risas, las fotos, las conversaciones habladas y escritas, las miles de veces que pensé en ti y te eché de menos, las lágrimas por ti, mi adicción a ti, los besos y los abrazos, aquellas tardes de verano, las ganas de ti, tu olor que tanto me gusta, las miradas y las caricias, mi riesgo, tu encanto, los intentos fallidos de alejarme de ti, aquel collar que te robé en un descuido, todas las entradas sobre ti que he publicado y que no, mi sinceridad y la supuestamente tuya, esa maldita canción, nuestros piques, el querer y no poder, tus falsas promesas, todo el daño que me has hecho y las veces que te he perdonado, el no poder odiarte, lo que me cuesta enfadarme contigo, lo rápido que te hiciste querer, lo gilipollas que soy, tu puta agenda apretada, cuando miento y digo que no me importas, esos días marcados en mi agenda y el mechero sin gas, los planes que nunca haremos, mi preocupación por ti, los sueños, los "Te quiero" que dijimos y te podría seguir repitiendo, nuestros encuentros furtivos y las ganas de más, tu mirada traviesa y nuestra perfecta forma de disimular, tu manera de mentir y mi estúpida manía de no querer olvidarte nunca, mi estúpida manía de quererte siempre.